Alerta de Fraude

OIM y USAID entregan escuela indígena a víctimas de avalancha en Mocoa

  • Posted by: ONU Colombia

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Print Friendly
La noche del 31 de marzo quedó registrada como el día más trágico en la vida de los  Mocoanos. Las intensas lluvias provocaron el desbordamiento de los ríos Mocoa, Mulato y Sangoyaco causando innumerables pérdidas. Según información de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRD, en el área urbana 48 barrios fueron afectados, 7.794 familias registradas en el RUD, 398 personas resultaron heridas y 332 fallecidos; además de 77 desaparecidos, 4 instituciones educativas y 1.462 viviendas afectadas. De acuerdo con la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (OPIAC), en el área urbana del municipio se identificaron 115 fallecidos pertenecientes a los pueblos indígenas Siona, Kofán, Inga, Kamentsá, Quillasinga, Pastos, Murui y Yanaconas, 90 desaparecidos y alrededor de 300 familias afectadas, así como 6 sedes de los cabildos indígenas totalmente destruidas.

Debido a la grave crisis humanitaria el Programa Inclusión para la Paz operado por OIM y financiado por la Agencia de Cooperación Internacional de Estados Unidos, USAID, llevó a cabo el proyecto de fortalecimiento de la respuesta humanitaria y la recuperación de las comunidades afectadas por la avalancha. Como parte de éste se realizó la asistencia en transporte de personas damnificadas a otras ciudades, entrega de Kits de artículos no alimentarios, actividades de registro de damnificados, rehabilitación de la infraestructura educativa averiada, dotación de mobiliarios educativos necesarios para asegurar la educación a sus alumnos y recuperación de las fuentes de negocios de 150 familias indígenas y afrocolombianas afectadas mediante actividades de emprendimiento urbano del programa Mi Negocio en alianza con Prosperidad Social.

Como resultado se logró la asistencia en transporte de emergencia de 732 personas, 363 familias; Se gestionaron con el Equipo Humanitario Local (ELC), desde la coordinación del Clúster de CCCM y en conjunto con el Ministerio del Interior y la OZIP, además de realizar la gestión de los principales artículos no alimentarios ante la UNGRD y el ELC para  770 personas, 204 familias; registro de 22.267 personas, 7.603 familias en el RUD; Evaluación de necesidades y caracterización de 12 albergues en coordinación con la UNGRD, Min Interior y ELC para la respuesta y mejoramiento de las condiciones de la población indígena albergada, 770 personas, 204 familias y finalmente entregar 7 carpas educativas, 6 para la comunidad Inga y 1 para la comunidad Yanacona.

Esta comunidad debió albergar a las familias indígenas afectadas en la escuela, la Institución educativa Desayok, del Pueblo Yanacona pues durante la avalancha 46 familias lo perdieron todo. El pasado fin de semana recibió el aula lo cual permitió continuar con la educación sin desalojar a los damnificados, beneficiando hoy a 17 estudiantes indígenas de la comunidad con proyección a iniciar clases con 25 estudiantes.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Print Friendly
“Para nosotros es una escuela que durará cantidades de años porque todo lo que uno cuide le va a durar siempre; lo acogemos para nosotros, lo consideramos de gran valor porque es un esfuerzo grande que hicieron para apoyarnos y lo tenemos que conservar por siempre. Esto es un gran esfuerzo y fortalecimiento para nuestra identidad cultural, nuestros usos y costumbres. En estos procesos siempre se requieren de una mano amiga, no todo debe ser físico sino de una manera emocional” dice Lucy Anacona Bermeo, autoridad tradicional de la comunidad Yanacona.

“Esta escuela es muy importante para la comunidad porque nos permite pervivir en nuestra cultura propia además de atender a los niños que viven en zonas aledañas de nuestra comunidad”. Apunta Jhon Anacona Bermeo, docente etno-educador quien tiene como misión impulsar y transmitir los conocimientos propios Yanaconas en los niños y jóvenes y continuar con el proceso educativo.

Durante la visita a Mocoa para hacer entrega del aula OIM y USAID visitaron algunos beneficiarios del proyecto Mi Negocio quienes después de la tragedia han logrado emprender nuevamente. El Programa ha logrado impulsar a 500 emprendedores de la región, de los cuales 205 hacen parte de la línea de fortalecimiento y  295 presentan negocios para el emprendimiento.

“Fueron muchos días de lamento pero también de mucha alegría porque mucha gente nos ayudó, no nos dejaron solos y se dio la oportunidad de hacer parte del Programa. Desde ahí me iba con mucha alegría a las capacitaciones y así fue todo un proceso” puntualiza Mariela Arroyo quien hoy en día logró montar una tienda al lado de la casa en la que ahora vive con su esposo y sus 2 hijos.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Print Friendly

“A mí me gusta generar empleo, conmigo trabajan 8 personas. Yo estoy contento con los insumos que nos entregaron para montar mi sala de belleza. Esto ha sido una herramienta para poder seguir trabajando” concluyó Absalón Chindoy, víctima de la avalancha quien dice que volvió a ver la luz con esta nueva oportunidad al hacer parte de Mi Negocio.

OIM

 

 

 

Subscribase a Nuestro Newsletter

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo ONU Colombia.

Tu correo fue suscrito con éxito a nuestra base de datos, le estaremos enviado un email para verificar la cuenta.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This