Alerta de Fraude
Inicio > Noticias > Noticias > Actualidad Colombia > La asociatividad rural se fortalece para 400 productores

La asociatividad rural se fortalece para 400 productores

  • Posted by: ONU Colombia

Alianza FAO-ADR, con el apoyo de FUNDAPANACA.

Ellas son Sonia de Casanare, Yuri de Boyacá y Alisson de Antioquia. No sólo las une el género y su condición de mujeres rurales, también son lideresas sociales, campesinas orgullosas que en el 2020 fueron becarias del Diplomado Integral para el Fomento y la Sostenibilidad Asociativa, junto con 400 productores de 29 departamentos del país promovido por la alianza entre la Agencia de Desarrollo Rural, ADR, y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, con el apoyo de la Fundación Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología del Sector Agropecuario, FUNDAPANACA.

Con mucha añoranza, pero todavía llenas de esperanza, recuerdan los 30 días que permanecieron en las sedes de PANACA (una parte del tiempo en Lérida Tolima y otra en Quimbaya, Quindío), donde participaron en una inmersión en aulas vivas en las que, a través de charlas, dinámicas, ejercicios prácticos y conversaciones con otros participantes, adquirieron o fortalecieron conceptos y herramientas para que pudieran facilitar los procesos asociativos en sus territorios.

Cuentan que, en ese momento, lo que más les impactó fue comprobar lo que habían escuchado: Colombia es un país diverso y multiétnico. “Conocer otras personas, ver sus proyectos y compartirles lo que uno hace; esa fue una de las cosas que más me gustó”, afirma sin dudarlo Yuri Parra de la Asociación de productores de Papa y Leche de Ventaquemada. De la misma opinión es Alisson Uribe de la Asociación Comité de Cultivadores de Caucho de la vereda Santa Clara en Tarazá: “Conocer gente de otros lugares, indígenas, desplazados con historias dolorosas. Me sorprendieron las tierras del Cauca, allá en pequeños espacios siembran de todo y aquí, como somos ganaderos, hay mucha extensión de tierra, pero no se aprovecha tanto. Aprendí mucho a través de ellos”.

El ejercicio, enriquecido por ese intercambio cultural, también estuvo fortalecido por una serie de conocimientos técnicos que Camilo Lastra, líder de asociatividad de FAO, señala como fundamentales para generar asociaciones empoderadas: la constitución de reglamentos, la definición de roles, los temas contables y tributarios y lo fundamental: saber para qué se participa en una organización. Durante el diplomado, cada participante tuvo la tarea de elaborar un plan de trabajo para implementar lo aprendido en su organización o comunidad. Los capacitadores asumieron la responsabilidad de hacerle seguimiento a algunos becarios, a partir de planes de trabajo, para verificar su implementación y nivel de avance.

Deysi Cárdenas, del equipo de Asociatividad de la FAO, señaló que se tomaron al azar 95 becarios de los cuales 75 están desarrollando el plan formulado, es decir, “ellos se reunieron con sus afiliados o comunidades, compartieron el conocimiento adquirido y adoptaron las acciones de mejora”, puntualizó Deysi.

Sonia Aguirre de la Fundación Construyendo Futuro y Nuevo Amanecer de los municipios de Pore y Yopal (Casanare), tan pronto llegó, se reunió con los asociados y les compartió las tareas que había que hacer en materia tributaria y qué implicaba si no se acataban esas normas. Por su parte, Alisson aconsejó a los afiliados darse a conocer a través de las redes sociales para vender sus productos; mientras que Yuri tiene ya diseñado un cronograma de capacitación cuya ejecución se ha visto afectada por los tiempos de pandemia.

En lo que sí están totalmente de acuerdo es que si hoy les dijeran que armaran una asociación lo primero que harían sería explicarle a cada posible socio, en qué se mete; “cuáles son sus derechos y deberes”, puntualiza Sonia; “qué oportunidades tenemos por ser parte de una asociación”, asegura Yuri y “cómo desde la familia y en la asociación podemos aportarle al país”, concluye Alisson.

“Este esfuerzo de cooperación de la alianza de la ADR y la FAO, con el apoyo de Fundapanaca aportó 400 semillas, materializadas en los líderes y lideresas que se formaron, intercambiaron y construyeron conocimientos para promover y fortalecer los procesos asociativos en los territorios rurales colombianos. Así se está realizando un aporte a la construcción de capacidades en los territorios y se avanza con esmero hacia la tan anhelada paz”, concluye Camilo Lastra.
Contacto de prensa:
Nancy Villescas Sánchez
Oficina de Comunicaciones
Representación FAO Colombia

Deja una respuesta

Share via
Send this to a friend