Alerta de Fraude
Inicio > Noticias > Actualidad Colombia > En Medellín, acuerdo territorial entre JEP y Alcaldía sobre justicia restaurativa

En Medellín, acuerdo territorial entre JEP y Alcaldía sobre justicia restaurativa

  • Posted by: ONU Colombia

En la comuna 3 de esta ciudad, la Misión de Verificación de la ONU en Colombia acompañó la firma de este acuerdo de voluntades, en compañía de víctimas del conflicto y algunos de los jefes de Farc en proceso de reincorporación, comparecientes ante el tribunal de la Justicia Especial para la Paz, JEP.

Durante un evento público que se realizó en la Comuna 3, en el nororiente de la ciudad, la Alcaldía de Medellín  y la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP-  firmaron convenio marco para facilitar los procesos restaurativos integrales, el cual reafirma el compromiso de la Alcaldía por la implementación del Acuerdo de Paz en esta ciudad.

La Misión de Verificación de la ONU en Colombia acompañó la firma de este acuerdo de voluntades, el primero de este tipo en Colombia en materia de implementación de procesos restaurativos de inclusión integral con enfoque territorial.
 

De izquierda a derecha: Juan Carlos Upegui, secretario de la No Violencia de la Alcaldía de Medellín; Eduardo Cifuentes, presidente de la JEP; Nadiezhda Natazha Henríquez, magistrada de la Sala de Reconocimiento de la JEP; Daniel Quintero, Alcalde de Medellín; Luz Daniela Guarín, representante de las víctimas; Pastor Alape, partido Comunes y Raúl Rosende, director de Verificación de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia.

 

Las líneas de actuación del convenio buscan  cerrar las brechas de exclusión, desigualdad y desventaja a las comunidades afectadas por el conflicto armado; la aplicación de la justicia restaurativa con la implementación de sanciones propias, trabajos, obras o actividades tempranas con vocación reparadora; el diseño de una campaña de comunicación estratégica que acompañe la implementación de los compromisos; y la implementación de canales de diálogo y acercamiento con actores estratégicos del territorio como los sectores económicos, sociales, grupos de apoyo y la academia.

“Esta firma ayudará a la construcción de una verdad dialogada que aporte a los macro casos priorizados por la JEP, específicamente, en el Caso 04 que prioriza la situación territorial de Urabá, Bajo Atrato y Darién”, indicó la Alcaldía de Medellín en un comunicado.

Añadió que con este aporte a la verdad, las 23.000 personas que habitan en en este sector de Medellín y que fueron víctimas en los municipios antioqueños priorizados por este caso podrán construir propuestas restaurativas, tal como lo propone el enfoque territorial del Acuerdo de Paz.

 

Las víctimas en el centro

“Bienvenidos y bienvenidas a la hora de la memoria, a la hora de la paz. Ya dimos pasos importantes hacia la reconciliación y seguimos ese camino para que en toda Colombia, en los campos y ciudades, alcancemos un futuro con paz y con igualdad”. Con estas palabras Luz Daniela Guarín, representantes de las víctimas, dio la bienvenida a este pacto.
 

Luz Daniela Guarín, representantes de las víctimas.

 

Bienvenidos y bienvenidas a la hora de la memoria, a la hora de la paz.”

“La firma de este convenio es de suma relevancia y particularmente tener esta ceremonia en la comuna 3 es un símbolo poderoso y manda una señal sumamente fuerte en cuanto a reafirmar ese principio fundamental que ha tenido el Acuerdo de Paz en cuanto a la centralidad de las víctimas”, indicó Raúl Rosende, director de Verificación de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia.
 

Raúl Rosende, director de Verificación de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia.

 

“Queremos saludar el compromiso que ha demostrado la Alcaldía de Medellín, la creación de la Secretaría de No Violencia, el propio desarrollo de este convenio (…) También un saludo a la Jurisdicción Especial para la Paz. Nosotros siempre hemos concebido que el punto 5 del Acuerdo y en particular la JEP es un elemento fundamental”, agregó.

El Director de Verificación resaltó los avances en materia de justicia transicional de la JEP. “Es muy difícil encontrar otros ejemplos en el mundo donde se ha avanzado tanto y tan eficazmente, y en un corto periodo de tiempo, como ha sido la implementación del punto 5 en Colombia”, dijo.

“Nos reconforta ver que los ex miembros de FARC-EP han avanzado en el reconocimiento de sus responsabilidades en relación con el caso 001 que ha sido un hito histórico a nivel de Colombia y en otras partes del mundo”.

 

También se refirió a los que se han tenido desde los comparecientes. “Nos reconforta ver que los ex miembros de FARC-EP han avanzado en el reconocimiento de sus responsabilidades en relación con el caso 001 que ha sido un hito histórico a nivel de Colombia y en otras partes del mundo”, añadió.

Por su parte Pastor Alape, en representación de los excombatientes de Farc, expresó la voluntad que existe de continuar con el Acuerdo de Paz. “Estamos aquí sobre todo para reafirmar nuestra responsabilidad, nuestro compromiso político, nuestro compromiso ético con la construcción de la paz. Estamos aquí para manifestar nuestro compromiso total por seguir tejiendo los sueños para un nuevo país”, afirmó.

“Estamos aquí sobre todo para reafirmar nuestra responsabilidad, nuestro compromiso político, nuestro compromiso ético con la construcción de la paz.

Enfoque territorial

El acto contó con la presencia del alcalde de Medellín,  Daniel Quintero; el presidente de la JEP, Eduardo Cifuentes; el secretario de la No Violencia Juan Carlos Upegui; la magistrada de la Sala de Reconocimiento de la JEP, Nadiezhda Natazha Henríquez; La representante de las víctimas, Luz Daniela Guarín, delegados del Partido Comunes de los reincorporados de Farc; delegados del Ministerio Público, organizaciones sociales, comunidad, PNUD Colombia y la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, en cabeza del director de Verificación, Raúl Rosende y el jefe regional en Antioquia, Francesc Claret, entre otros.
 

 

El presidente de la Jurisdicción Especial para la Paz, Eduardo Cifuentes, resaltó que este hecho ofrece “una enorme capacidad institucional para establecer programas, proyectos, trabajos colectivos en los cuales víctimas, victimarios, en términos de justicia restaurativa, van a cerrar esa brecha que dejó el conflicto armado interno”.

 

 

“Gana la ciudad porque vamos a tener acciones que van a permitir reparar territorios, reparar a comunidades que fueron afectados de alguna manera en el marco de este conflicto tan difícil y doloroso que hemos tenido”.

Mientras que el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, expresó: “Gana la ciudad porque vamos a tener acciones que van a permitir reparar territorios, reparar a comunidades que fueron afectados de alguna manera en el marco de este conflicto tan difícil y doloroso que hemos tenido. Consideramos esto un avance muy importante, agradecemos a la JEP que haya escogido a Medellín como una de las ciudades pioneras”.
 

 

Ampliación del mandato de la Misión

El director de Verificación, Raúl Rosende, y el jefe regional en Antioquia Francesc Claret, se reunieron en Medellín con el equipo de la Secretaría Ejecutiva de la JEP y la Subsecretaría de Justicia Restaurativa – dependiente de la Secretaria de la No Violencia de la Alcaldía de la ciudad – con el fin de articular los esfuerzos territoriales en materia de justicia transicional.
 

De izquierda a derecha: Tania Guzmán, coordinadora del equipo de seguimiento a medidas restaurativas y reparadoras de la Secretaría Ejecutiva de la JEP; Iván Palomino, subsecretario de Justicia Restaurativa  de la Alcaldía de Medellín; Sandra Viviana Alfaro, enlace territorial de la Secretaría Ejecutiva de la JEP en Antioquia; Harvey  Suárez, subsecretario Ejecutivo de la JEP; Francesc Claret, jefe regional de la Oficina en Medellín de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia y Raúl Rosende, director de Verificación de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia.

 

Uno de los temas fue la decisión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de ampliar el mandato de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia para extender su verificación al cumplimiento e implementación de las denominadas sanciones propias que imponga la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el marco del sistema de justicia transicional que establece el Acuerdo Final de Paz.

 

Tania Guzmán, coordinadora del equipo de seguimiento a medidas restaurativas y reparadoras de la Secretaría Ejecutiva de la JEP; Iván Palomino, subsecretario de Justicia Restaurativa de la Alcaldía de Medellín.

 

En su resolución, el Consejo de Seguridad reafirma su compromiso con el proceso de paz. Reconoce que, con esta nueva tarea, la Misión podría contribuir a la construcción de confianza en el Sistema Integral para la Verdad, la Justicia, la Reparación y la No-Repetición, cuyo rol califica de “esencial” tanto para la consolidación de esta paz y la realización de los derechos de las víctimas del conflicto.

La Misión intensificará para tal fin su coordinación con la JEP y con otras entidades del estado, considerando que, como establece el Consejo de Seguridad, la verificación se centrara en dos aspectos fundamentales; la verificación de las sanciones propias que imponga la Jurisdicción Especial,  así como el establecimiento de las condiciones necesarias para ello por parte de las entidades correspondientes del Estado.
 

 

Harvey  Suárez, subsecretario Ejecutivo de la JEP; Francesc Claret, jefe regional de la Oficina en Medellín de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia y Raúl Rosende, director de Verificación de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia.

 

Elizabeth Yarce
Oficial de Información Pública
Misión de Verificación de la ONU en Colombia- Medellín

Deja una respuesta

Share via
Send this to a friend