Alerta de Fraude
Inicio > Noticias > Noticias > Actualidad Colombia > 130 familias ganaderas de la comunidad indígena Inga aumentan ingresos por mejora en la calidad de la leche

130 familias ganaderas de la comunidad indígena Inga aumentan ingresos por mejora en la calidad de la leche

  • Posted by: ONU Colombia

Proyecto Integral de Desarrollo Agropecuario y Rural, PIDAR 403; Santiago, Putumayo.

“Nuestra visión es consolidarnos como una microempresa”, dice sin dudarlo Antonio Quinchoa, técnico en producción pecuaria y representante de 130 familias de la comunidad Inga del cabildo mayor de Santiago y Cabildo de San Andrés del municipio de Santiago, Putumayo, quienes participaron en el Proyecto Integral de Desarrollo Agropecuario y Rural, PIDAR 403, liderado por la alianza entre la Agencia de Desarrollo Rural (ADR) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Ese anhelo del líder Quinchoa y de la comunidad está motivada por el acompañamiento que el equipo de profesionales de la ADR – FAO realizó a través de capacitaciones técnicas, socioempresariales y ambientales que les permitió, de acuerdo con el análisis realizado por Gestión del Conocimiento de la FAO, aumentar el volumen de producción de leche diaria en un 24% debido a que los ganaderos mejoraron la disponibilidad y calidad de pasturas; incrementar en 35% el promedio mensual de sus ingresos debido a que, con la implementación de las buenas prácticas, mejoraron la calidad e inocuidad de la leche; generar una nueva línea de negocio con el alquiler del banco de maquinaria; fortalecerse como asociación y potenciar sus habilidades ancestrales con conocimiento tecnificado.

Durante esta semana se llevarán a cabo las reuniones de cierre con las familias en las veredas Vichoy, Muchivioy y San Andrés del municipio de Santiago en Putumayo, donde las familias conocerán los resultados de la intervención presentados por Albeiro Montero de la Unidad Técnica Territorial de la ADR, Ubeimar Aranda de la FAO y Antonio Quinchoa en representación del Cabildo.

“Para mi lo más importante son las capacitaciones porque la gente que participó tuvo la oportunidad de aplicar los conocimientos en sus fincas… ¿lo que más me sirvió?: la rotación de praderas, eso no lo hacíamos antes. Pero hay muchas más cosas: los registros de producción -cuando entra y sale el ganado-, cómo mejorar la calidad de la leche y las alternativas para enriquecer la alimentación del ganado. Precisamente, decidimos utilizar parte de los ahorros para comprar abonos para el follaje”, precisó Quinchoa.

La buena gestión de los recursos generó ahorros que fueron reinvertidos en el Cabildo y se usaron para adquirir maquinaria, elementos para el ordeño y alimento para ganado.

Efectivamente el fortalecimiento de los conocimientos fue uno de los ejes de la intervención que el profesional de la FAO, Carlos Eduardo Contreras, explica así: “Los productores recibieron indicaciones técnicas orientadas a promover el uso de insumos agrícolas amigables con el ambiente y a aprovechar correctamente los recursos naturales (en la ganadería se puede beneficiar el agua, el suelo y las plantas). También se buscó lograr un balance entre el uso apropiado de los recursos y la productividad para hacer económicamente atractiva la ganadería para las nuevas generaciones”.

A ese apoyo técnico se sumó el conocimiento socioempresarial que les permitió generar procedimientos, normas, comités y demás herramientas para que el cabildo se fortalezca administrativamente.

La entrega de maquinaria e insumos a las 130 familias fue muy importante para los beneficiarios. “A nosotros nos quedó un banco de maquinaria. Tenemos un tractor, 13 guadañas, una pica pasto, un silo pack e implementos para mejoramiento de praderas.  Las guadañas las alquilamos a cinco mil pesos el día, también tenemos el kit de cerca eléctrica y hemos aprendido a manejarlo bien. Afortunadamente también nos dieron la capacitación. Quedamos con un bebedero y comedero plástico para los animales, fácil de manejar”, afirma el líder Quinchoa.

Efectivamente, los ganadores recibieron insumos para el manejo sanitario del hato lechero  (130 kits de medicamentos veterinarios) mejoramiento genético  (260 novillas de raza lechera en estado de gestación), insumos para el establecimiento de forrajes (130 kits de cerca eléctrica, tres fumigadoras de espalda con motor, 13 guadañas, semilla e insumos para la siembra de maíz , insumos para la producción de ensilaje, bolsas y melaza, fertilizantes y plaguicidas),  y maquinaria (un tractor equipado con caja de herramientas, arado de cincel vibratorio, una rastra de discos, una maquina silo pack, una cortadora de pastos), 130 comederos y 130 bebederos y asistencia técnica.

Con los insumos se generó una nueva línea de negocio para el cabildo: se conformó un comité de maquinara con los productores del proyecto, el cual vende su servicio como alquiler de guadañas, servicio de tractor con implementos, alquiler de picapastos y silopack.

Ahora, esos conocimientos les permite visionarse como un cabildo que está en capacidad de comercializar la leche cruda.

En tiempos de pandemia no se interrumpió el acompañamiento técnico. “Se efectuaron visitas a cada predio para asistir a los indígenas en el cuidado sanitario de las novillas, atención de partos, enfermedades en general, y urgencias veterinarias. También se dieron orientaciones técnicas sobre el cuidado del forraje, las medidas de protección, etc. Las visitas técnicas se hicieron únicamente en los cultivos y los hatos. Solo se reunieron con una persona por familia y se mantuvieron las medidas de bioseguridad”, explicó Contreras.

En cuanto a las rentas territoriales derivadas del proyecto se destaca la relación del PIDAR con los programas propuestos en el Plan Departamental de Desarrollo de Putumayo 2020-2023 “Trece municipios un solo corazón”.

Con la siembra de 10.400 árboles se contribuye al programa de gestión del cambio climático, subprograma adaptación y mitigación del cambio climático, y con la participación de la comunidad Cabildo Inga Mayor de Santiago y Resguardo de San Andrés se aporta al programa de desarrollo rural integral con enfoque étnico, territorial y diferencial, subprograma desarrollo e innovación del sector agropecuario.

 

Contacto de prensa:
Nancy Villescas Sánchez
Oficina de Comunicaciones
Representación FAO Colombia

Deja una respuesta

Share via
Send this to a friend