Alerta de Fraude
Inicio > Noticias > Historias > En Tierra Grata celebraron tres años del acuerdo con la llegada del agua y con un festival de arte

En Tierra Grata celebraron tres años del acuerdo con la llegada del agua y con un festival de arte

  • Posted by: CinuCOL2018
  • Pintaron murales, realizaron un concierto, un mercado campesino y una exposición fotográfica.
  • El acto central fue la inauguración de una obra comunitaria que permitió la llegada del agua a este antiguo ETCR del Cesar.

 

“Haber compartido más de 1.000 jornales entre excombatientes, Ejército y la comunidad para lograr traer por primera vez el agua a esta tierra, esa es para mí la verdadera paz”, dijo Yarledis Olaya, con voz firme. Ella, presidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda Tierra Grata, antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) del municipio de Manaure, en el Cesar, fue la encargada de hablar por parte de Farc durante el acto inaugural del festival Tierra Grata Arte y paz, con el que se conmemoraron, tres años de la firma del Acuerdo de Paz.

En su intervención, Yarledis se refería al proyecto comunitario que permitió que brotara por primera vez el agua en este Espacio en el que viven cerca de 320 personas, la mayoría excombatientes, pero también familiares de ellos y personas de la comunidad.


Yarledis hizo una explicación detallada de cómo se gestó el proyecto del agua, el cual fue liderado por la FAO con apoyo de la Unión Europea y el acompañamiento de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas, así como por varias entidades nacionales como el Ejército, el SENA y la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN). Contó que este proyecto les permitió trabajar de la mano de la comunidad vecina para instalar nueve kilómetros de manguera a lo largo de una montaña de la Serranía del Perijá y conducir agua no potable desde el río hasta su vereda, del municipio de Manaure, y hasta la comunidad vecina de EL Mirador, del municipio de La Paz.

“Trabajamos juntos, con la comunidad y el Ejército, en grupos de hasta cien personas por día, hicimos ollas comunitarias, nos pusimos de acuerdo y logramos construir confianza, que es lo más difícil de lograr”, agregó Yarledis, destacando que, este trabajo conjunto, en sí mismo, fue un ejercicio de diálogo, de acercamiento y, por qué no, de reconciliación.

En un momento de su discurso, Yarledis, quien perteneció por 20 años a las FARC-EP, de carácter fuerte y enseñada a una vida militar, no pudo seguir hablando. Las lágrimas le quitaron el aliento y el público respondió con un fuerte aplauso. El sueño del agua, en todo caso, ya se hizo realidad.


En los actos protocolarios participó Alan Bojanic, director de la FAO en Colombia, quien dijo que esta obra “trasciende totalmente lo local, porque es la reconciliación lo que está de por medio. Poder darnos la mano y poder hablar con un lenguaje común y tener sueños comunes nos convierte en un país con un futuro promisorio”.

Al evento también asistieron funcionarios de la Cancillería, ARN, la Cámara de Comercio de Valledupar, la Gobernación del Cesar, FAO y PMA, éstas dos últimas agencias de las Naciones Unidas.


Al cierre del acto se sumó el músico y activista de paz, César López, quien interpretó una canción con una joven de la comunidad parte del programa juvenil Son de paz con los que trabaja la Misión de la ONU en la constitución de una escuela de formación cultural.

El festival

Mientras en el salón comunal del antiguo ETCR se realizaban actos protocolarios, en otros lugares de Tierra Grata había una exposición de fotografía en la que se plasmaba de manera gráfica cómo habían sido esas largas jornadas de trabajo que permitieron la llegada del agua.


En otros espacios, muralistas pintaban en vivo y había ventas ambulantes de un mercado campesino de los productos que se elaboran a través de los proyectos productivos de Tierra Grata.

En uno de esos puestos estaba John Albarrán, coordinador del proyecto de confecciones de Tierra Grata, exhibía la más reciente colección de ropa creada por los excombatientes y las conocidas como botas de la paz. En otro puesto ofrecían recordatorios del proyecto de Turismo denominado Tierra Grata Ecotours y, en una especie de maloka indígena, se exhibían mochilas wayuú, manillas y una amplia gama de accesorios elaborados por los indígenas en proceso de reincorporación.


El festival, dijo Yarledis, fue una oportunidad “para mostrar lo que hemos logrado y para demostrar, con hechos, que aquí estamos construyendo la paz”.

 

Jorge Quintero
Oficial de Información Pública – Regional Valledupar
Misión de Verificación de la ONU en Colombia 

 

Deja una respuesta

Subscribase a Nuestro Newsletter

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo ONU Colombia.

Tu correo fue suscrito con éxito a nuestra base de datos, le estaremos enviado un email para verificar la cuenta.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This