Alerta de Fraude
Inicio > Noticias > Historias > Bosques y agua, recursos finitos que en Colombia tiene guardianes: los líderes de la conservación

Bosques y agua, recursos finitos que en Colombia tiene guardianes: los líderes de la conservación

  • Posted by: CinuCOL2018

Colombia cuenta con un alto potencial forestal. Cerca del 52% de su territorio está cubierto por bosques, lo que la ubica como el tercer país de Suramérica con mayor área boscosa. Es también el tercer país con más agua en el mundo, pues solo en un 0,7 por ciento de tierras de la superficie continental mundial, correspondientes a la superficie de Colombia, donde se concentra el 5% de la riqueza hídrica, de acuerdo con el Estudio Nacional del Agua (ENA) 2018, elaborado por el IDEAM.

Agua y bosques, dos elementos importantes para la amplia biodiversidad colombiana, que con 311 tipos de ecosistemas costeros y continentales y siendo el país con mayor número de territorios de páramo del mundo, lo ubica como el segundo en el mundo con mayor diversidad biológica.

 

 

En la actualidad el Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia está conformado por 59 áreas protegidas, 42 de ellas son Parques Nacionales Naturales (PNN), 12 han sido designados Santuarios de Fauna y Flora, 2 Reservas Nacionales Naturales, 1 Vía Parque y 1 Área Natural Única.

Estas áreas protegidas abarcan una extensión de 14.268.224 hectáreas, lo que representa el 13% del territorio nacional, son el hogar de muchas especies de fauna y flora, algunas de ellas en vía de extinción, pero es también la casa de cerca de muchas familias.

Estos habitantes han tenido que adaptarse a los cambios del territorio, adecuando sus costumbres de acuerdo con la normativa colombiana, lo que ha generado conflictos por uso, ocupación y tenencia de tierras, que poco a poco se han venido resolviendo.

Teniendo en cuenta este panorama, en el 2016 diferentes organizaciones y entidades del estado unieron esfuerzos para crear el proyecto Incorporación de Directrices Voluntarias de Gobernanza de la Tierra con las comunidades locales habitantes de áreas protegidas y sus zonas de influencia, priorizando cinco PNN: La Paya; el Nevado del Huila; Catatumbo Barí; el Cocuy y Sierra Nevada de Santa Marta.

 

A partir del proyecto, el cual incorpora las Directrices Voluntarias sobre la Gobernanza responsable de la tenencia de la Tierra, la Pesca y los Bosques (DVGT), como herramienta para fomentar el desarrollo local sostenible, mediado por el uso eficiente del suelo rural y de la biodiversidad, así como el fortalecimiento de la gobernanza local y el desarrollo comunitario, instituciones del gobierno nacional y comunidades fijaron un objetivo común: la conservación de las áreas y el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades.

Hoy el protagonismo es para los líderes de la conservación. Ocultos y desconocidos por muchos, pero que sin duda han contribuido que ¡si se puede!, que el diálogo es el camino para lograr la conservación de los Parques Nacionales Naturales.

Esta es la historia de Arturo, Harley, Amalfi, Octavio, Antonio, Eduviges y José Domingo, líderes de sus comunidades en los PPN que han hecho parte del proyecto. Convencidos de que no hay que ir muy lejos para encontrar el paraíso, cada uno en su territorio ha emprendido una campaña para la conservación del agua, los bosques, la tierra y la vida.

El agua, fuente de vida

Arturo es piscicultor nacido y criado en Puerto Leguízamo, Putumayo, habla del agua como la fuente de la vida; así la ha concebido, un recurso que le ofrece no solo su sustento sino también la posibilidad de cultivar los alimentos que consumen en su familia.

 

“Yo no le canto a la luna, yo no le canto al amor, yo le canto es a mi río porque yo soy pescador…”

 

 

Cambia la mentalidad, cambia el paisaje. Así lo han vivido Eduvingis y José Domingo, quienes hace 35 años tomaron la decisión de respetar la reserva del territorio, hoy felices ven los resultados de esta nueva forma de vivir y les alienta el saber que van a dejar a sus hijos y nietos la posibilidad de crecer en un espacio sano, ese en el que los páramos surten de agua cristalina toda la región.

 

 

Los bosques, la selva, el oro verde de la Amazonía

Harley funcionario de Parques Nacionales Naturales, pero también campesino de corazón y crianza, oriundo del Putumayo cuida y protege su territorio, porque en la espesura de la selva encuentra el aire limpio que le tranquiliza y que le hace sentir en casa.

 

 

Antonio ha trabajado en la conservación del PPN del Nevado del Huila por más de 3 décadas, hace parte de su vida y testigo de la transformación de las comunidades, quienes han dejado a un lado la deforestación y ahora están motivados por la conservación de los bosques, porque cuando se tienen árboles, también llega el agua.

 

 

El diálogo, base de la gobernanza de los recursos naturales

Mediadora de conflictos, no solo entre los humanos, también con los animales. Conocida como “la cuidadora de osos”, Amalfi ha puesto toda su firmeza y amor para transformar el pensamiento de sus vecinos, familiares y amigos, su prioridad: la conservación del ecosistema, del bosque que los rodea en el PPN Nevado del Huila.

 

 

Para Octavio, “es fundamental poder entender a otros para comprender sus necesidades”, este el pilar de sus acciones que como funcionario de Parques Nacionales Naturales ha aprendido con el transcurrir de los más de 20 años y su paso como jefe de tres PNN. “Si amamos a la naturaleza, si amamos a la gente, encontramos un equilibrio que nos hace felices” afirma.

 

 

Este proyecto ha sido desarrollado por la FAO y WWF-Colombia con el apoyo de Parques Nacionales Naturales, la Unidad de Restitución de Tierras y la Unidad de Planificación Agropecuaria, en alianza con la Unión Europea.

 

Lectura recomendada: El rol de los campesinos en la Protección de los Parques Naturales. Diario El Espectador, 2019.

 

Bosques y biodiversidad, demasiado preciosos para perderlos

En 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como Día Internacional de los Bosques. Con su celebración se rinde homenaje a la importancia de todos los tipos de bosques y se intenta generar conciencia al respecto.

Ante el panorama que pone en alerta al mundo por la pérdida de su biodiversidad, con el informe de Evaluación Global sobre la Biodiversidad y los Servicios de los Ecosistemas del Panel Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) en 2019, la FAO propuso como tema para 2020 ‘‘Bosques y biodiversidad“.

Los bosques cubren un tercio de la superficie terrestre y juegan un papel fundamental en la vida del planeta. Los bosques son los ecosistemas terrestres más diversos, donde se albergan más del 80% de las especies animales y vegetales.

Más de 1 000 millones de personas (incluidas más de dos mil pueblos indígenas) dependen de los bosques para sobrevivir: les proporciona alimentos, medicinas, combustible y abrigo.

Pero pese a los increíbles beneficios ecológicos, económicos y sociales que nos brindan los bosques, la desforestación continúa a un ritmo sin precedentes.

El año 2020 ha sido denominado “Súper Año de la Naturaleza” y debe ser el año en el que invertimos la tendencia de la deforestación y la pérdida de bosques: Antonio Guterres, Secretario General de la ONU.

 

 

Agua y cambio climático

Se podría pensar que en el planeta azul gozamos de agua suficiente para todos quienes lo habitamos. La tierra, cubierta en un 71 por ciento por agua y el restante 29 por ciento por masa continental, lo que contempla también lagos y ríos.

Con tal cantidad, resulta irónico pensar que nuestro planeta tiene un déficit de agua, pero es una realidad, pues tan solo el 3,5 por ciento es dulce y se encuentra a nivel superficial en forma de ríos y arroyos o a nivel subterráneo en forma de acuíferos naturales, y en forma de hielo en los polos y cimas de montañas, mientras que el 96,5 por ciento es salada y está en los océanos.

Se estima que para el 2050 la demanda mundial de agua aumentará entre un 20 y 30 por ciento, mientras que el suministro disminuirá de manera alarmante. Tan solo en la actualidad, se calcula que 3 600 millones de personas en todo el mundo viven en áreas sufren de escasez de agua al menos un mes al año.

 

 

El agua, uno de los recursos más preciados de nuestro planeta, está amenazada por la crisis del cambio climático global. Es hora de tomar decisiones responsables en nuestra dieta y vida diaria, de esta manera podemos contribuir a ahorrar agua y reducir las emisiones de los Gases de Efecto Invernadero.

“Exhorto a todos los interesados a que redoblen las medidas climáticas e inviertan en sólidas medidas de adaptación para la sostenibilidad del agua. Si se limita el calentamiento global a 1,5 grados centígrados, el mundo estará mejor plantado para gestionar y resolver la crisis del agua que todos enfrentamos” António Guterres.

 

Deja un comentario

Subscribase a Nuestro Newsletter

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo ONU Colombia.

Tu correo fue suscrito con éxito a nuestra base de datos, le estaremos enviado un email para verificar la cuenta.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This